Adjudicado el contrato de mantenimiento y conservación de más de 33.500 puntos de luz de la ciudad para los próximos tres años por un importe de 5,6 millones de euros

Se establece como fecha de inicio del contrato de alumbrado público el 1 de febrero de 2019 y estará vigente hasta el 31 de enero de 2022

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado la adjudicación del contrato de realización de los trabajos de mantenimiento y conservación de las instalaciones de alumbrado público de la ciudad durante los próximos tres años. Se invertirán un total de 5.650.500 euros. El contrato se ha adjudicado a la UTE Alumbrado Pamplona, formada por ETRA Norte S.A. y Sociedad Ibérica de Construcciones S.A. Se ha establecido como fecha de inicio de las prestaciones el próximo 1 de febrero, con vigencia hasta el 31 de enero de 2022, con opción a dos prórrogas anuales más.

Pamplona cuenta con 33.527 puntos de luz de alumbrado público y ornamental, con sus correspondientes conductores de alimentación, canalizaciones, centros de mando y centros de transformación, que es necesario mantener y conservar para poder garantizar una adecuada iluminación en la vía pública en horario nocturno. Se incluye la aplicación de medidas de ahorro y eficiencia energética, como la sustitución de lámparas y luminarias por otras de mayor eficiencia, la mejora de la calidad reflectante y direccional de la luminaria o la implantación de sistemas de regulación del flujo lumínico de los puntos de luz y de los encendidos y apagados, que permitan adecuar los valores de los niveles de iluminación a los que exige la Reglamentación, reducir la contaminación lumínica y reducir el consumo de electricidad y las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

El mantenimiento básico al que se refiere el contrato engloba el conjunto de las tareas administrativas, operaciones necesarias e infraestructura precisa para proceder a una conservación suficiente de todos los componentes de una instalación eléctrica, y, en consecuencia, de centros de mando, componentes luminotécnicos, componentes eléctricos, componentes mecánicos y mantenimiento de las obras civiles de esas instalaciones. El mantenimiento programado, por su parte, recoge los trabajos u operaciones que, por sus características, no exigen una prestación continua y que, previamente a su realización, serán programadas por el contratista con los criterios, objetivos y metodología que se establezca. Abarca operaciones como la reposición de lámparas en grupo, la limpieza y pintura de elementos, la puesta a tierra de los elementos, la cimentación de los soportes o la adecuación técnica de las instalaciones al reglamento vigente y la actualización del alumbrado público a los estándares actuales. Por último, se consideran otros trabajos de conservación y puesta a punto aquellos que exigen unos medios humanos y materiales (vehículos, equipos de medida, herramientas y elementos móviles) independientes a los dispuestos para el mantenimiento básico.

Comentar noticia

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.