Convocado el certamen para proyectos de aprendizaje – servicio en centros educativos públicos y concertados, cuyas propuestas se pueden presentar hasta el 20 de noviembre

Se establecen tres modalidades para centros de Infantil y Primaria, de ESO y Bachillerato y de Formación Profesional

El 20 de noviembre finaliza el plazo para que centros educativos públicos y concertados de Pamplona presenten sus proyectos de aprendizaje – servicio al certamen organizado por el Ayuntamiento de Pamplona. La tercera edición de este certamen busca una vez más propuestas educativas que combinen procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un solo proyecto, bien articulado y en el que quienes participen aprendan a trabajar con necesidades reales del entorno para poder mejorarlo.

El certamen pretende promover la elaboración e implementación de proyectos educativos de aprendizaje-servicio en los centros docentes públicos y concertados de Pamplona, como una metodología didáctica que combina procesos de aprendizaje basados en el currículo de cada etapa y de servicio a la comunidad local por parte del alumnado. De este modo, el Ayuntamiento de Pamplona pretende hacer visible el compromiso solidario y cívico de los centros educativos, fortaleciendo la cohesión social y la participación de todos los agentes de la comunidad en la mejora de las condiciones de la vida local.

Podrán tomar parte en el concurso los centros educativos públicos o concertados de Pamplona de Educación Infantil y Primaria, ESO – Bachillerato y Formación Profesional en los que, al menos uno de sus docentes haya participado en el curso de formación sobre aprendizaje-servicio convocado al efecto por el Ayuntamiento de Pamplona, o acredite una formación previa similar en la metodología de aprendizaje servicios, mediante la presentación de certificación oficial. Los proyectos deben ser originales y estar elaborados para su implementación en el curso 2019 – 2020. Podrán ser presentados en castellano o euskera, dependiendo del modelo lingüístico que se imparta en el centro.

Cada centro escolar participante presentará un único proyecto de aprendizaje-servicio por etapa educativa (Infantil y Primaria, ESO, Bachillerato), excepto los centros de Formación Profesional. Se describen tres modelos con los que deben identificarse los proyectos presentados. El modelo A consiste en un proyecto de un grupo clase en el que se pretendan aprendizajes en una o más materias del currículo, en el que colabore al menos una entidad social o institución pública de Pamplona. El modelo B recoge proyectos de más de un grupo clase en el que se pretendan aprendizajes en una o más materias del currículo y en el que colabore al menos una entidad social o institución pública de Pamplona. El modelo C plasma proyectos de todo el centro educativo en el que colabore al menos una entidad social o institución pública de Pamplona.




Modalidades, premios y criterios del jurado

Las bases establecen tres modalidades de premios: modalidad 1 para proyectos de centros de Educación Infantil y Primaria; modalidad 2 para centros de ESO y Bachillerato; y modalidad 3 para proyectos de centros de Formación Profesional. Cada modalidad cuenta con un primer y un segundo premio dotados con 1.500 y 1.100 euros, respectivamente, que deberán ser invertidos en el desarrollo del proyecto que lo ha recibido. Las propuestas de los centros educativos se deben presentar mediante instancia oficial al área de Educación, Participación Ciudadana y Juventud del Ayuntamiento de Pamplona (c/ Descalzos, 72. 31001 Pamplona) o en cualquiera de los registros y medios recogidos en la ley.

El jurado que determinará los premios estará presidido por el concejal delegado de Educación, Participación Ciudadana y Juventud y contará como vocales con personal técnico municipal del área de Educación, una persona en representación de la Red Navarra de Aprendizaje y Servicios Solidario y una persona ponente del curso de formación sobre proyectos de aprendizaje-servicio organizado por el Ayuntamiento.

Se valorarán aspectos como la vinculación entre los aprendizajes curriculares y el servicio que se pretende realizar; la envergadura de la práctica, atendiendo al volumen del alumnado del centro; la autenticidad, relevancia e impacto en la ciudad del proyecto de servicio; el trabajo en red entre centros educativos y entidades sociales; la participación activa del alumnado a lo largo de todo el proceso; que promuevan acciones de reflexión y pensamiento crítico en el aprendizaje del alumnado participante; y que sean proyectos dirigidos a población de Pamplona en riesgo de exclusión social o de difusión y apoyo a los derechos humanos y derechos de la infancia.

Comentar noticia

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.