El Ayuntamiento da el visto bueno a la construcción de la pasarela peatonal de conexión con Orkoien en 2019, según el proyecto elaborado por el Gobierno de Navarra

Gerencia de Urbanismo lo ha acordado por unanimidad y se ha dado el plazo de una semana a los grupos municipales para realizar aportaciones

Gerencia de Urbanismo ha acordado por unanimidad dar el visto bueno a la construcción a lo largo de este 2019 de la pasarela peatonal que unirá Pamplona y Orkoien en los términos que refleja el proyecto elaborado por el Gobierno de Navarra. Se ha acordado, asimismo, dar un plazo de una semana a los miembros de la Gerencia de Urbanismo para que realicen las aportaciones que crean convenientes al borrador del convenio que ha redactado el Gobierno foral para la construcción compartida de esa infraestructura, junto a los ayuntamientos de Pamplona y Orkoien.

Realizadas la semana que viene las aportaciones por parte de la Gerencia de Urbanismo, y conocidas esta mañana las sugerencias del Ayuntamiento de Orkoien, se convocará una reunión entre las tres partes involucradas en esta pasarela para alcanzar un acuerdo definitivo sobre el texto del convenio y programar la licitación y realización de las obras. Los miembros de la Gerencia y la Comisión de Urbanismo han aprovechado la visita de esta mañana a la parcela del antiguo matadera para acercarse al lugar concreto en el que está proyectada la pasarela, donde han coincidido con el alcalde de Orkoien.

La pasarela que unirá Pamplona y Orkoien sobrevolará la PA-30 y resolverá los problemas de tránsito peatonal y ciclista entre ambas localidades. Se desarrollará íntegramente en el término municipal de Pamplona y se prevé una construcción con un coste de 705.787,32 euros, según se establece en el borrador del convenio. Ese presupuesto lo financiarían las tres partes implicadas a razón, según la propuesta, de 450.000 euros el Gobierno de Navarra y 127.893,66 euros tanto el Ayuntamiento de Pamplona como el Ayuntamiento de Huarte. Pamplona se encargaría de la licitación de las obras que, una vez finalizadas, serían también de titularidad municipal del Ayuntamiento, recayendo en él el mantenimiento y conservación de los accesos y obras de urbanización que se realizaran. El mantenimiento concreto de la pasarela, en el tramo que sobrevuela la PA-30 correría cargo del Gobierno de Navarra.

El pasado 21 de noviembre la Comisión de Urbanismo aprobó por unanimidad una declaración en lal que se consideraba “de interés para Pamplona” la construcción de esa pasarela. Asimismo, se acordó “la voluntad municipal de colaborar económicamente con su construcción, de acuerdo con Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona” y el compromiso de firmar un convenio “para coordinar la financiación y futuro mantenimiento de la pasarela proyectada”.

Comentar noticia

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.