El club de lectura ‘Latitudes’ acerca la realidad social de Nigeria, frente a prejuicios y estereotipos, a través de las vivencias de una mujer de allí residente en Pamplona

La sesión de ayer estuvo impulsada por el SMAM dentro del club de lectura del programa municipal de Cooperación Internacional al Desarrollo

La realidad de Nigeria a través de las vivencias personales de Tracy Omoruyi, una mujer de allí que residen en Pamplona, centró la sesión de ayer del club de lectura ‘Latitudes, lecturas para la ciudadanía global’. La actividad fue organizada por el Servicio Municipal de Atención a la Mujer (SMAM) con el fin de poner en entredicho los prejuicios y estereotipos que existen sobre las mujeres de Nigeria y acercarse a lo que de verdad viven. El club de lectura Latitudes fue puesto en marcha el pasado octubre dentro del Programa Municipal de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Ayuntamiento de Pamplona para generar un espacio de reflexión sobre la ciudadanía global.

Junto a Tracy Omoruyi participaron Mertxe Esparza, trabajadora Social del SMAM, y Manolo Goñi, responsable del club de lectura. Latitudes tiene, en estos momentos, abierta la inscripción para el próximo curso en el que ampliará las plazas ya que en lugar de un grupo de 20 personas, como hasta ahora, habrá dos. Las personas interesadas pueden dirigirse a la Biblioteca Pública de San Francisco, espacio en el que se desarrollan las sesiones.




El libro que vertebró el encuentro de ayer fue ‘La flor purpura’, de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie. La obra narra la historia de una adolescente que ve cómo su padre, persona respetada por su defensa de los derechos humanos, se convierte en casa en un fanático religioso. Partiendo de ejemplos vividos por la protagonista, las personas que asistieron al club de lectura trataron aspectos de la realidad del país en un intercambio de información con las dos mujeres nigerianas que participaron en el encuentro. Por ejemplo, se habló de la situación de las mujeres, de la dominación que los hombres ejercen sobre ellas, de la violencia de género, de las desigualdades sociales entre hombres y mujeres o de la influencia de las religiones, entre otros temas.

Una sesión en consonancia con otras celebrada en el club ya que se han tratado libros de autores de Australia, Guinea, Nicaragua, Afganistán o Colombia y de géneros como novela, cómic, ensayo o poesía. De esta forma, se quiere abogar por unas relaciones Norte-Sur sobre principios de justicia global y sensibilizar sobre las circunstancias y los esfuerzos que llevan a cabo las comunidades del Sur para superarlas.

Comentar noticia

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.