El Museo de Educación Ambiental propone para esta semana un taller de recetas tradicionales el martes y un Bizitxoko para la puesta a punto de la bicicleta el jueves

Ambas actividades son gratuitas y se desarrollarán por la tarde, de 18 a 20 horas

El Museo de Educación Ambiental continúa su programación trimestral con dos citas esta semana. El martes se celebrará en Geltoki un taller de alimentación con recetas tradicionales y el jueves, en el propio museo, se generará una vez más el espacio Bizitxoko para el intercambio de conocimientos sobre las bicicletas y su puesta a punto. Ambas actividades son gratuitas, aunque es necesaria la inscripción previa para el taller de alimentación.

El taller del martes lo impartirá el cocinero de Geltoki, Ismael Usón, y se desarrollará de 18 a 20 horas. El taller consiste en la elaboración de recetas tradicionales, adoptando criterios medioambientalmente responsables, teniendo en cuenta los alimentos que se eligen para el consumo, su origen, temporada y modo de producción, el cuidado del entorno y de las tradiciones. Las personas interesadas deben inscribirse de forma previa en el teléfono 010 – 948 420 100.

El Bizitxoko, por su parte, tendrá lugar el jueves por la tarde, de 18 a 20 horas. Se concibe como un espacio que tiene el objetivo de compartir conocimientos sobre el arreglo de bicis y disfrutar mientras se ponen a punto las bicis o se ayuda a otras personas. Para ello, se cuenta con la presencia de Juanjo Iriarte, experto en reparación, que acompaña y asesora a las personas que se acerquen. El Bizitxoko se ‘monta’ una vez al mes. Su próxima edición será ya en marzo, el jueves 14.

Continúa también en las instalaciones del Museo de Educación Ambiental la exposición ‘Artzaina – El pastor: una vida unida a la tradición’, con fotografías de Iñaki Vergara. Se podrá visitar hasta el 29 de marzo. Este trabajo fotográfico-etnográfico, con textos de Ion Orzaiz, da a conocer una forma de vida que está desapareciendo de las sierras y valles,  la vida del pastor como tradicionalmente se entiende, es decir, la vida en la sierra, con toda su dureza y sus peligros. En definitiva, una muestra de homenaje y reconocimiento que busca mantener el pastoreo tradicional vivo en la memoria.

Comentar noticia

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.