Pamplona tiene en los barrios el potencial para convertirse en un entorno amable para los cuidados

El diagnóstico ‘Pamplona (en)clave de cuidados’ será presentado mañana en Civican dentro de unas jornadas que se alargarán hasta el 31 de octubre

Cuidar ha sido tradicionalmente una labor asignada a las mujeres. Cambiar esa realidad requiere toda una labor de concienciación, reeducación y consenso para conseguir un reparto equitativo de las tareas y una reasignación de roles. Analizar en qué punto se encuentra una ciudad como Pamplona ha sido el objetivo que se fijó el Consistorio pamplonés a través del área de Igualdad. Fruto de ese esfuerzo es el diagnóstico ‘Pamplona (en)clave de cuidados’, que hoy han presentado en rueda de prensa la concejala delegada de Cultura e Igualdad, María García-Barberena y la técnica de Igualdad Zaloa Basabe. El documento pone de relieve el papel fundamental que juegan los barrios a la hora de mantener vivos los lazos y las interrelaciones de sus habitantes con los recursos asistenciales.

Del informe se desprende que Pamplona tiene un gran potencial para convertirse en un entorno amable para los cuidados, al tener una buena calidad de vida y una gran cantidad de recursos públicos a disposición de la ciudadanía. Además, la ciudad se ha incorporado a varias iniciativas como la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores y ha sido nombrada Ciudad Amiga de la Infancia por Unicef. Ha elaborado el I Plan Municipal de Infancia y Adolescencia (2018-2022) y cuenta con una Ordenanza de Igualdad y el III Plan de Igualdad. No obstante, se plantea la necesidad de que los cuidados se incorporen como un eje fundamental que defina la ciudad.

En la actualidad, existen distintos recursos, como escuelas infantiles, espacios de conciliación, servicio de atención domiciliaria, escuelas de padres y madres y centros comunitarios, entre otros. Sin embargo, el diagnóstico recoge la necesidad de mejorar la coordinación entre todos ellos, así como aumentar los recursos y los espacios para la conciliación. A todo esto, se suma, además, la necesidad de habilitar espacios que contribuyan a visibilizar los cuidados y a facilitar su ejercicio en entornos sostenibles.




Concienciación ciudadana

Como contrapartida, el informe aplaude la mayor concienciación de la ciudadanía en materia de igualdad y los pasos dados en materia de corresponsabilidad. También se perfila como un aspecto positivo la vida vecinal y el sentimiento de comunidad de Pamplona, articulada en barrios, donde la cercanía y los tejidos sociales contribuyen a generar espacios de cooperación, también en el ámbito de los cuidados.

Sin embargo, las diferencias entre los barrios es una particularidad de la ciudad que hay que tener en cuenta a la hora de afrontar los cuidados y planificar los recursos, resalta el documento. Porque cada barrio cuenta con necesidades y potencialidades diversas. La clave es convertir los barrios en un elemento conector, inciden las conclusiones.

El diagnóstico ‘Pamplona (en)clave de cuidados’, elaborado por Aradia Cooperativa, es fruto de un estudio cuantitativo y cualitativo de los recursos, a través de un trabajo de investigación, de entrevistas y de talleres. Se estructura en tres partes. Por un lado, incluye un análisis de los recursos existentes. Por otro, recoge la percepción de la ciudadanía y de quienes ejercen y reciben cuidados; y, por último, plantea una propuesta de mejora. El documento pretende convertirse en un punto de partida como base para diseñar, articular e implementar programas concretos que sitúen los cuidados en el centro de la vida de Pamplona.

En su elaboración han participado cuarenta profesionales de distintos sectores, además de catorce colectivos vinculados a los cuidados: Aldezar; Amabizia-Madre Viva; Anapar (Asociación Navarra de Parkinson); Asociación de Familiares y Afectados de Navarra (AFAN); Asociación de Vecinas y Vecinos de San Jorge / Sanduzelaiko Auzo Elkartea; Berriozar Pueblo que cuida—Zaintza Ardatz; Casa de las Mujeres; Eraikiz-Hombres construyendo igualdad; Colectivo Urbanas; Cruz Roja Navarra; Federación Batean; Kumaldi; La Rebelde y Asociación de Empleadas del Hogar de Navarra.




Jornadas ‘Pamplona (en)clave de cuidados’

Las conclusiones del estudio se presentarán este martes, día 17, en Civican a las 18.30 horas. Será el primer acto de unas jornadas que quieren poner el foco en los cuidados y que se prolongarán hasta el 31 de octubre. El resto de actividades previstas dentro de este ciclo incluyen una conferencia, una mesa redonda y una exposición fotográfica.

La catedrática de Antropología Social y Cultural Dolors Comas D’Argemir impartirá una charla en la que analizará el papel del hombre en los cuidados. La conferencia llevará por título ‘Hombres que cuidan: barreras y modelos emergentes’. Tendrá lugar el jueves 19, a las 18 horas, en Civican.

Además, se ha previsto para el día 25 de septiembre una mesa redonda que llevará por nombre ‘Ciudades que cuidan’. Se celebrará en Civivox Condestable a las 18 horas. En ella intervendrán Anna de Palau Rovira, del Ayuntamiento de Barcelona; Elisa Lillo López, del Ayuntamiento de Madrid; y la arquitecta Ianire de Andrés Olabarria.

El broche final a estas jornadas lo pondrá una exposición fotográfica de David Muñiz Fernández, que lleva por título ‘Pamplona: Ciudad y Cuidados’. Estará abierta al público entre los días 14 y 31 de octubre, en la Casa de las Mujeres, ubicada en la calle Aoiz, número 9.

 

Comentar noticia

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.